domingo, 26 de octubre de 2008

MONUMENTO A LOS HÉROES
Autor: EMANUEL FREMIET,
El torreón y los basamentos son obra de FELIPE SUARÉZ.
Fecha de elaboración: 1910.
Técnica y/o materiales: Escultura en bronce, modelado torreón y basamentos en tierra arenisca.
Ubicación: Autopista norte calles 79 y 80.
Nombre del espacio urbano: Avenida paseo de los libertadores.
Tipo de espacio urbano: Plazoleta.


Escogí esta obra, no solo por que quizás es la mas cercana a mi casa o a mi ruta, sino porque al igual que muchos bogotanos mi diario vivir es transitar necesariamente por sus alrededores utilizando el sistema transmilenio. Es ya un hábito, una constancia verla y sentir familiaridad con este monumento, que provoca y promueve los mejores pensamientos en la gente, así para otros sea de total desinterés.




Construido en Bogotá junto con el Parque del Centenario de la Independencia y otros monumentos, en honor al centenario de la Independencia de Colombia, durante la presidencia del General Rafael Reyes. Consiste en una torre rectangular de aproximadamente 6 pisos de altura enchapada en mármol, la estatua ecuestre de Bolívar es de bronce y mide 3 metros con 30 centímetros. Fue inaugurada el 25 de julio de 1910, en el Parque de la Independencia, y colocada sobre un pedestal, diseñado por el arquitecto Mariano Santamaría. Representa a Bolívar montado a caballo con la espada desnuda en la mano derecha y en actitud de combate. En la izquierda sostiene las riendas.
Este monumento fue trasladado por la Sociedad de Mejoras y Ornato a la entrada de la Autopista del Norte, cuando desapareció el Parque de la Independencia para dar lugar a la Autopista del Dorado. Su nueva inauguración tuvo lugar el 7 de agosto de 1962.
En la parte posterior al monumento se colocó una placa con el texto del testamento político del Libertador, con su firma autógrafa; en el frontal va una leyenda con grandes caracteres que dice: "Bolívar Libertador". Y a los costados los nombres de las grandes batallas de nuestra independencia, con especificación de los batallones que intervinieron en ella. Posteriormente, en el año 1971, este insigne monumento fue declarado como Bien de Interés Cultural Nacional con la resolución 001A, teniendo en cuenta que esta obra reúne todos los criterios de valoración considerados en este trabajo



Emanuel Frémiet, nació en París, 1814 - Murió en París, 1901.
Fue un escultor naturalista que se especializó en el modelado de animales, profesor de la Academia de Bellas Artes de París. Ejecutó numerosas obras ecuestres, entre las que hay que mencionar la de Juana de Arco que adorna la Plaza de las Pirámides de París.
Hacia 1900, debió ejecutar la escultura ecuestre de Simón Bolívar, que hoy se encuentra a la entrada de la Autopista del Norte en Bogotá. Se le hace el reproche de que en el monumento ecuestre a Bolívar, el artista le dio más importancia al caballo que al héroe.



Para mucha gente en Bogotá, este tipo de monumentos, es el común denominador de nuestra identidad a nivel nacional, así como otras tantas esculturas u obras urbanas patrióticas en el país. A diario miles de personas y medios de transportes habitan por los alrededores de este sector, lo cual permiten diferentes contactos con esta llamativa y monumental obra. El impacto que tiene esta obra en el publico es, que para algunos, produce sentimientos como el respeto y arraigo de nuestra historia, el honor a la patria; para otros este monumento pasa totalmente desapercibido, pues como comentaba alguna gente: “es que voy tarde”, “ si ya lo había visto”, etc.; quizás estas respuestas sean porque este tipo de gente transita a diario por allí, volviendo la atención hacia otras cosas que se vuelven prioridad o contaminación auditiva y visual, casos que se presentan a diario por las vastas vías para comunicar las troncales de transmilenio, por el continuo y molesto transito para arreglar las troncales, por la cantidad de gente que utiliza el servicio de transmilenio y porque además en el interior de los buses se ve con mucha dificultad dicha obra. En fin, el contacto físico es excluyente por situaciones ajenas y también por las propias, como el desinterés tomandolo solamente como punto de encuentro; pero hay otras mas viscerales que nos hacen saber que somos colombianos y que la (“sangre colombiana es la que corre por las venas”, opinión de José Venegas)




El monumento a Los Héroes, es un símbolo que conmemora las principales batallas que otorgaron la independencia a los países americanos.
En este sentido, la obra, además de rendir un sentido homenaje a los héroes de la patria, constituye un punto de referencia urbana culturalmente significativo en la ciudad, que genera un enriquecimiento patriótico, pero al igual un desinterés por preservar y conocer lo nuestro.
Trabajo Realizado por:
J. ALEJANDRA MEDINA MATALLANA.

PAJARO ANTEDILUVIANO, La Nave Espacial de Ramírez Villamizar




Aspectos Formales de la obra

Ficha Tecnica.

Titulo:
NAVE ESPACIAL
Autor:
EDUARDO RAMIREZ VILLAMIZAR (1923-2004)
(Elaborada por la firma Acero Estructural)
Año: 1979
(1978-1980)
Técnica:
HIERRO POLICROMADO
imensiones:
10 metros de largo por 8 metros de ancho.
Ubicación:
Plazoleta del Centro de Convenciones G.J.Q. Costado sur del Banco del Café.
Calle 26 Carrera 13A-10
Centro Internacional.

Tenencia y Custodia:
EDIFICIO CENTRO DE COMERCIO INTERNACIONAL. ECCI.
Entidades que financiaron restauracion:
- ADMINISTRACION CENTRO DE COMERCIO INTERNACIONAL
- CORPOCENTROS. CORPORACION DE LOS CENTROS DE CONVENCIONES Y EXPOSICIONES DE COLOMBIA, GONZALO JIMENEZ DE QUEZADA.
- FONDO DE PENSIONES Y CESANTIAS PORVENIR S.A.
- EDIFICIO BANCO DE OCCIDENTE PROHORIZONTAL S.A.
Restaurador responsable:
TEMISTOCLES SUAREZ RODRIGUEZ


GEOMETRIA COMO POESIA
Comentarios sobre la autoria de la obra.
"colombiano al revés"




Frente a una tradición de arte colombiano marcada hacia lo figurativo y hacia la conservación de las tradiciones, Ramírez Villamizar irrumpe gratamente para romper con el canon establecido, y proyecta obras de reconocimiento mundial, siendo uno de los artistas más conocidos y valorados del país.


En su obra esta reflejado todo un proceso de investigación y de trabajo sobre la forma. Aunque la mayoría de sus obras son de corte geométrico y de pocos colores, esto no se presenta como algo estéril, contrario a ello, es la muestra de una obra sincera, disciplinada, y con mucho valor frente a los distintos cambios que el arte mundial tenia durante las épocas
que vivió y creó en otros lugares como Paris y sobretodo New York donde el medio pudo haber cambiado la concepción del arte que Ramírez desarrollaba.
En cambio a ello, muchas de sus obras presentan un encantamiento por el arte precolombino y las figuras de las culturas prehispánicas. México y Perú en mayor grado (Machu Picchu) proveen de elementos que generan ideas en el artista. Si bien es cierto que su obra es de corte geométrico, esto no se realiza por el simple conocimiento matemático, la invención de figuras, relieves, esculturas es poesía en estatismo, movimiento contemplativo y metáfora de muchos temas y posibilidades. Con respecto a esto el mismo artista expresa: "No dejo que la geometría domine mi obra. Yo creo que la expresión y la sensibilidad tienen que dominar los materiales [. . .] lo que primero debe tener una obra de arte es poesía. Sin poesía, sin misterio, sería apenas geometría y ésta, sola, no es arte. "1

La Nave Espacial, es una obra que se encuentra enmarcada en un periodo donde el artista abarca la exploración hacia la escultura. Esta obra sigue la misma horizontalidad que venia en sus obras anteriores, aunque en ella, los ángulos cerrados, las diagonales y el juego con las formas y el espacio, deja atrás la "rigidez" de obras escultóricas anteriores del artista. Además, esta obra presenta una exploración del color para generar planos, en la Nave Espacial se emplean 8 tonos diferentes en la gama del rojo, naranja y ocre, juego muy particular en esta obra con respecto a otras del artista. Esta obra monumental comprende todo un juego armonioso que siempre ha estado en la obra del artista, el movimiento no es caos, es una realidad ordenada, "movimiento paralizado, suspendido...", " gozan de un gran dinamismo interno, pero siguen siendo voluntariamente pacíficas, estáticas..."2 .


Su producción viene a ser una contraparte de lo que puede esperarse de la época y de la idiosincrasia colombiana, como el mismo afirma, el desorden, la violencia y otros factores presentes en el país no pretenden estar reflejados literalmete en él ni en la obra: "tuve una reacción a esa violencia pero no describiéndola, sino mostrando lo contrario de la violencia, como es el construir, el orden, la civilización"3. El dinamismo estático de esta obra va mas allá de su mera concepción formal, es el gesto del artista puesto en laminas de hierro, que sin él no tendrían el valor y la certeza de ofrecer miradas diferentes a nuestro panorama, es la mirada y la propuesta del artista que bien pudo expresar Marta Traba al comentar sobre la obra de Ramírez Villamizar: "Ver formas: adquirir su armonía: comprender la energía de los espacios elaborados por el artista: recibir su comunicación de tranquilidad y orden: captarlos como una franca oposición al mundo actual cuyo signo es la agresión y la violencia: todo eso lleva a recibir plenamente la proposición de la obra de Ramírez Villamizar, y evitar que el artista haya trabajado en vano"4.



VOLANDO EN LA BURBURATA
Espacio, publico y entorno de la obra.






"...destinados a áreas abiertas, ya sea en la ciudad, ya sea en el campo. Instalada al aire libre, como parte del hábitat del hombre, la escultura deja de ser un objeto decorativo y reviste otra dimensión: la forma que enseña que el arte es creación en libertad..."5.




La Burburata, así eran conocidos en 1606 los terrenos donde hoy se alza el emporio conocido como Centro Internacional, ubicado en la Localidad de Santa Fe en donde habita el "pájaro antediluviano" de Eduardo Ramírez Villamizar.


La localidad de Santa Fe, es un espacio que guarda en sus barrios siglos de historia bogotana. Sucesos importantes han ocurrido en esta zona, y a su vez esta es la radiografía del desarrollo y evolución de la urbe. Fuertes contrastes se entretejen en los distintos sectores de la localidad, donde lo sórdido y decadente se cruza con la opulencia y el crecimiento urbanístico de uno u otro espacio. Solo es cuestión de algunas calles, para que el paisaje urbano cambie de manera radical de un lugar a otro en esta localidad, y así mismo, el comportamiento y la dinámica de sus habitantes, donde se enmarcan líneas imaginarias de desigualdad y diferencia. Sectores como Las Cruces o la Perseverancia, divergen notablemente de otros como el Centro Internacional, y de allí, también el acceso a bienes de interés cultural y espacios, que aunque son públicos ya están delimitados precisamente por la fuerza devoradora del entorno.


La Nave Espacial, se produce en un periodo importante de cambio en la obra de Ramírez Villamizar, que azarosamente, también es un periodo de cambios en el espacio bogotano. En la década de los setentas, luego de la construcción del edificio Avianca, se inicia una maratónica construcción de edificios casi todos ellos en el sector conocido como Centro Internacional que reflejaban el sentir de "progreso" y desarrollo de la época y la evolución del paisaje urbano en relación con otras ciudades del mundo. La Nave Espacial realizada en esta misma época, viene como una muestra mas del dinamismo e importancia en la cual se movían estas construcciones, la imponencia de la obra siempre esta enmarcada por su alrededor colosal, sus diagonales surgen y conducen hacia los grandes edificios y hacia el espacio celeste como fin ultimo tanto del uno en su metáfora voladora, como a los otros en su proyección de grandeza humana.





Ahora bien, esa relación directa con el espacio del Centro Internacional la hace inaccesible para la gran mayoría que habitan la zona. Su ubicación en una plaza que aunque es publica, esta inserta en medio y sobre espacios que no lo son, genera exclusión. Además esta aislada espacialmente y es muy difícil ubicarla en primera instancia. Solo desde la Av. Caracas, se pueden apreciar sus diagonales proyectadas y así encontrarle desde fuera de la plaza donde esta. Es una obra con muy poco público, reservada a los empleados de Bancafe e inclusivo sin ellos, ya que el banco tiene otras entradas más accesibles, y han ubicado para una nueva construcción, una serie de carpas que cierran las entradas al público de la obra y es necesario darse de maromas para llegar a ella. Sin embargo, este retiro en la soledad, juega precisamente con el orden, la armonía y el silencio, con el que Ramírez Villamizar impregna sus obras, además, le favorece en su sentido de conservación.


La obra sin espectador no tiene sentido, su aislamiento es lamentable dada su magnitud como obra de arte, como gesto del artista y como testimonio de una época de cambios constantes en la urbe capitalina.



Consideraciones Generales



La obra de Ramírez Villamizar salto de la pintura a los relieves y luego al espacio, a la escultura, a tomarse el espacio público y resignificarse. La Nave Espacial, es un vuelo estático, la dinámica inacabable. En su ausencia de grandes cantidades de publico, cumple por el azar, como nido del mutismo y la soledad, no como algo lamentable, mas bien como una alegoría a ese movimiento en poesía, no desorganizado, pacifico, silencioso.


Se impone con todo su dinamismo, con toda su calma, con toda la contraparte del comportamiento de sus habitantes, hace dos siglos las personas tomaban entre 20 a 25 minutos para observar una obra, incluso un cartel tomaba mucho mas tiempo. En la rapidez actual, un minuto es demasiado tiempo para obras de este tipo, el "time is gold" se plasma en los rostros de ejecutivos, estudiantes y empleados que circundan el Centro Internacional, la despreocupación por el entorno y el individualismo ensimismado de una ciudad de millones, es el llamado "progreso" en que esta inserta una obra, que sin embargo aun habla de tiempos ancestrales, que lleva a lo prehispánico y a lo vanguardista, a la calma y el sosiego de su juego con la forma. Sus diagonales señalan el cielo como fin ultimo, las nubes también son muy móviles sin perder la noción de tranquilidad. A eso apunta la obra, el contraste sin violencia.
____________________
Jonathan Sandoval.








MONUMENTO DE BANDERAS

Presentado por Yenny Paola Sánchez


Construido para la IX Conferencia

Panamericana en 1948

AUTOR

Alonso Neira

UBICACIÓN

Avenida Américas por Carrera 80 y Diagonal 15 Sur

LOCALIDAD

Octava de Kennedy

MATERIALES

Piedra tallada

FECHA DE ELABORACIÓN

1948; pero el año de

inauguración oficial fue en el 2001







DESCRIPCIÓN

Ubicada en el único sitio de la ciudad desde donde se tiene el privilegio de contemplar a Bogotá en sus cuatro puntos cardinales, el Monumento de Banderas es una obra inspirada en el arte griego, que hace parte de una glorieta con 20 mástiles y cada uno de ellos tiene en su parte inferior seis desnudos de mujer con elementos iconográficos que aluden a los grandes problemas que hacían parte de la agenda de la cumbre:

La mujer espada, que representa el problema de la justicia en América












La mujer pergamino,que simboliza la educación













La mujer sabiduría o la mujer caduceo, que reúne todos los valores que ebe tener una persona




La mujer maíz, que simboliza el problema del hambre y la agricultura




La mujer rueda (gran invento del ser humano), sinónimo de desarrollo yprogreso





La mujer de la ciencia, acompañada por un número pi, que representa la perfección matemática y un rayo de Zeus que simboliza el poder científico.














Estas diez docenas de musas simbolizan la modernidad con la que empezó a soñar la capital a mediados del siglo pasado. Fueron retocadas en el año 2001, cuando las obras de transmilenio le dieron un aire más moderno a la avenida de Las Américas.

Sólo hasta ese año el monumento fue oficialmente inaugurado, cuando por fin ondearon las banderas de los 21 países latinoamericanos

HISTORIA

En 1946 se ordena la construcción de la avenida de Las Américas, para recibir a los presidentes de 20 países, pues Bogotá sería la sede de la IX Conferencia Panamericana, pero lastimosamente nunca llega a ser inaugurada pues la ceremonia se iba a efectuar el 9 de abril de 1948,fecha en la que ocurre el Bogotazo.

“Este monumento encierra una gran paradoja: Es una puerta abierta a la ilusión que conduce a la tragedia y laviolencia. Es unhito que simboliza un gran acontecimiento como era la Conferencia Panamericana, suspendida por los hechos trágicos del Bogotazo.

Yolanda Sierra León, abogada y especialista en monumentos.

La avenida, construcción dirigida por el arquitecto Carlos Martínez, daba entrada a la ciudad desde el aeropuerto de Techo (construido entre 1930 y 1938). Con la inserción de jardines y faroles, la comisión de la conferencia, presidida por

Laureano Gómez, buscaba dar un nuevo aspecto a la recién abierta avenida.

Además se trasladaron 4 obras de arte a lo largo de ella, en el punto de partida de la avenida se ubicó el Monumento de Banderas, del escultor Alonso Neira.

La segunda, de Cesare
Sighinolfi, que era el Monumento a Cristó bal Colón y a la reina Isabel La Católica en la rotonda de Puente Aranda (hoy en d ía se encuentra en la avenida El Dorado con carrera 99).

La tercera entre carr eras 69 y 70, de la escultora María Teresa Zerda, Sía o La Diosa del Agua.

La cuarta y última es la obra El Silencio de Marco Tobón Mejía, a la altura de la calle 23, exhibida temporalmente, pues fue pedida en préstamo al Museo Nacional.

ALONSO NEIRA MARTÍNEZ

(Escultor, ceramista)

Nace el 27 de Diciembre de 1913 en Bogotá.

Realizó sus primeros ensayos artísticos en la fábrica de cerámica de su padre don Segundo Neira llamada "Etruria" y funcionó entre los años de 1890 y 1952. En 1933 ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Bogotá en donde estudió dibujo y escultura con:

Domingo Rodríguez, Gustavo Arcila Uribe, Domingo Moreno Otero, Carlos Reyes,

Ramón Barba y Eugenio Zerda. En 1935 hizo el monumento a la Diosa Chia en Chía (Cundinamarca). Durante 1938 y 1957 fue profesor de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional. En 1942 participó en el III Salón de Artistas Colombinos y obtuvo el primer premio en escultura por sus obras:

Vida (terracota) y Reposo (terracota). Participó en el V Salón de Artistas Colombianos con un "desnudo" y obtuvo una medalla de oro. En 1948 ejecutó el monumento a las Banderas Panamericanas en el Aeropuerto de Techo, en Bogotá. Participó en el concurso internacional de afiches que tuvo lugar

en Caracas, Venezuela, en 1951 y obtuvo el primer premio. Entre 1953 y 1964 ha desempeñado el cargo de profesor de dibujo y presentación de proyectos en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional, en

donde actualmente tiene el cargo de profesor de dedicación exclusiva. En 1955 fue director encargado

de la Escuela de Bellas artes de la Universidad Nacional.



El maestro Alonso Neira cultiva actualmente la escultura

de estilo académico. Durante su carrera

artística ha desempeñado un papel

muy importante coma profesor de Dibujo Industrial y Decorativo del Ministerio de Educación: de Dibujo al natural, modelo, taller, talla, y anatomía comparada en la Escuela de

Bellas Artes de la Universidad Nacional; y de dibujo y presentación de proyectos en la Facultadde Arquitectura de la Universidad Nacional.


OBRAS

Las esculturas: "Reposo" y "Vida"; el Monumento

a los Estudiantes

(Gimnasio Moderno, Bogotá);

el monumento a la Diosa Chía (Chía, Cundinamarca); 24 relieves en bronce con motivos decorativos a la Bandera (Techo, Bogotá); Busto

del Sabio Garavito (Sociedad Colombiana de Ingenieros).

EL DESNUDO EN LA ÉPOCA

Los artistas colombianos por su parte, realizaron diversas aproximaciones al desnudo, enfrentándose a la lectura unívoca que pudiera tener el espectador,guiado por la lectura moralista dictada por la iglesia. En los casos que se presentaron en la avenida de Las Américas se podría decir que predomina el sentido alegórico del desnudo femenino, que trabaja de manera evidente Alonso Neira al realizar figuras alegóricas para las bases del Monumento de Banderas.


Aunque ya existía una obra precedente que se apoyaba del desnudo para su elaboración (la rebeca) las reacciones de

la iglesia Católica ante la construcción del Monumento de Banderas no se hicieron esperar, en 1947 en el periódico El Catolicismo se publicó una carta que envió el arzobispo Ismael Perdomo al presidente de la República Mariano Ospina Pérez, en la que se refiere al Monumento de Banderas en estos términos:

“Su excelencia no dejará de comprender que tales esculturas, colocadas en uno de los sitios más importantes de la capital y expuestas por lo mismo a as miradas de todos, constituyen un serio peligro para la moralidad pública y merecen franca reprobación conforme a las normas de la Iglesia”.

El padre Eduardo Ospina expresa que además del desnudo, hay en ellas más dificultades: “pobreza inventiva (figuras y actitudes monótonas), pobreza de ejecución (formas pesadas, deformistas, sin vida) y pobreza de ejecución (cemento armado)”. Y acerca del carácter nocivo de la exposición de desnudos ante el público anota que:

“Al tratar las relaciones entre el arte y la moral, se plantean entre otras dos cuestiones importantes: el estudio del desnudo para el artista y la exposición del desnudo artístico ante el público. La contemplación del desnudo humano (dada la tendencia sexual) tiende a impulsar pensamientos, sentimientos, actos moralmente prohibidos. El público es, generalmente y por definición, vulgar en sus alcances artísticos y en su defensa reflexiva contra las incitaciones externas. Exponer ciertas obras de arte ante el público es profanar la belleza convirtiéndola en instrumento de perversión”.

El presidente Ospina responde que todas las obras de la avenida de las Américas están a cargo de la Comisión organizadora de la IX Conferencia Panamericana y que él se encargará de hacer llegar a la comisión, dicha opinión, a la cual se le responde:

“el señor arzobispo está mal informado porque se trata simplemente de unos detalles decorativos de carácter secundario al lado de la magnitud de la obra, cuya discreta ejecución no pugna con la moral”.

Aun cuando hoy en día la obra se considera como uno de los hitos artísticos y urbanos más significativos de Bogotá, en su momento tuvo un carácter funcional, hasta el punto de que los desnudos que ornamentan su base, fuesen considerados por la comisión como detalles decorativos de

carácter secundario.


Finalmente vale la pena analizar cómo esta serie de obras muestran un nuevo paradigma en la escultura colombiana, que se aleja de la escultura académica en su sentido estricto y busca otras formas de expresión que no

son de carácter conmemorativo. Durante estos años muy pocas obras fueron ubicadas en el espacio público bogotano y por eso vale la pena pensar en cuál es la idea de ciudad que se expresa a través del proyecto de Las

Américas.

RELACION DE LOS

HABITANTES CON LA OBRA

Por la ubicación sus habitantes o personas que la frecuentan son muy pocas, pero en los días de sol es un lugar donde se puede pasar un momento agradable con sillas, pocas zonas verdes pero bastante amplio. La actitud y opiniones que tienen ante las musas son variadas, no reconocen que es lo que cada una representa , saben que están allí desde hace mucho tiempo, que junto a ellas se encontraba el aeropuerto de Techo, desconocen el autor, las razones por las cuales se construyó, algunos demuestran respeto y cuidan de ellas sin maltratarlas pero otros tantos se encargan de llenarlas de grafitis.

Cuando fui a tomar algunas imágenes descubrí que tras una campaña contra el cáncer de seno, dejaron el rastro de los materiales que emplearon para sujetar unas manos color rosa, lo que opaca y ya empieza a molestar en la escultura.

ARGUMENTACIÓN DE LA SELECCIÓN DE LA OBRA

La obra es uno de los símbolos más importantes y reconocidos en la localidad, un ejemplo de esto es que su nombre se le haya otorgado no sólo a varias urbanizaciones alrededor, sino también al portal de transmilenio que allí se encuentra. Además es una de las imágenes que puedo observar a diario cuando salgo o entro a mi barrio.




La representación en la escultura en el siglo XX

Astrid Hernandez
Diana Aldana



Es notable que el siglo XX fue caracterizado por la realización de esculturas contemporaneas, muchas de estas abstractas o conceptuales en muchos lugares de la ciudad. La obra realizada a Luis Carlos Galàn Sarmiento por Guillermo Rodriguz Forero, es una de las imágenes que todavía recuerdan la historia polìtica del Paìs y que trae consigo la representación de un rostro y la cabeza de un hombre que siempre quizo liderar el paìs. Sin embargo cabria preguntarse si la imagen de un rostro puede hablarnos tambièn de la vida, los ideales y proyectos de este ser humano.

Comenzando por el proceso de realización de la obra, sabemos que el bronce necesita de un amplio proceso de fundición para lo cual requiere del calor del horno, convirtiéndose la ciencia en una ayuda para esculpir la imagen. Procesos como el modelado, el vaciado y el retocado permiten que un material que se ha considerado a través del tiempo como medio de representación de la riqueza y el poder debido a su uso en imágenes de gobernantes celebres, y su consecuente subsistencia a la intemperie y el tiempo. Este personaje representado. Este material puede ser un acercamiento a la forma y volumen de un rostro. Nos puede remitir a una persona. Pero, de que otras formas podría una imagen incluso a partir de este material que se ha resistido a su transformación mostrarnos la resistencia de este hombre a muchas visiones que existían en su tiempo. Recordemos algo acerca del personaje representado.

Representa un personaje de renombre en la historia de Colombia por proponer el movimiento del Nuevo Liberalismo y participar en propuestas como la consulta popular y la reforma constitucional: Luís Carlos Galán; nació el 29 de Septiembre de 1943. Entre sus objetivos estaba la lucha contra el narcotráfico. Una de sus frases celebres fue: Bogotá pertenece a todos sus habitantes”, siendo por esta ovacionado en Cartagena. Durante su vida fue ministro de educación y embajador en roma. Se dice que fue caracterizado por su oratoria elocuente, su perfeccionismo y búsqueda de liderazgo. Llegando a su viable elección como presidente tras varios intentos, fue asesinado el 18 de agosto de 1989 en Soacha, barrio lindero de Bogotá.

Esta obra fue ubicada para observarla desde cerca, el espectador puede alcanzarla, no tiene detalles muy pequeños ya que está hecha para observarla desde lejos. Es visible por todos sus lados debido a su ubicación en el Separador de dos calles que son recorridas por diferentes personas de la ciudad como lo son la Avenida la Esperanza entre Avenida 68 y carrera 68 B. Cabe contar que está ubicada en el barrio Fontibòn. En este barrio se encuentran ubicados lugares considerados turísticos como Maloka; otros lugares cercanos a la población como el Centro comercial Salitre Plaza y centros de comunicación de Bogotá con el mundo como el Aeropuerto el Dorado y el Terminal de transporte; también 26 industrias y empresas representativas del sector.

Es una escultura que hasta el momento no ha sido estropeada a nivel tridimensional, ya que no ha sido derrumbada o desportillada. Sin embargo, según algunos residentes del sector, algunos grupos urbanos como los skin entre otros han elaborado graffites en su superficie. No se puede asegurar que sean estos ya que es sabido que diferentes personas realizan graffites en toda la ciudad. Muchas personas no saben mucho sobre la imagen, como quien la hizo o con que objetivo. Dicen que se necesita mejor la imagen de Jaime Garzón por haber muerto allí cerca.

Retomando la visión del arte como expresión de lo que pensamos y sentimos, esta imagen se convierte en una representación de un rostro, de una cabeza. Este hecho se podría acercar al concepto de líder como el cabeza de un grupo. Sin embargo, su contenido necesita de muchos mas elementos que nos enseñen algo mas sobre sus vida e ideales.

DOBLE VICTORIA ALADA

Doble Victoria Alada
Autor: Eduardo Ramírez Villamizar
Material: Laminas de hierro
Presentado por: Andrea Achiardi P.

Esta obra escultórica ubicada en la Av. El Dorado con Carrera 108, perteneciente a la localidad de Fontibón. Esta obra se destaca por ser de gran interés cultural Distrital ya que pertenece al conjunto de obras que fueron ubicadas en esta avenida bajo el mandato presidencial de Cesar Gaviria quien lidero la ubicación de estas obras de escala monumental de diferentes autores.

Esta obra consta de dos cuerpos construidos en metal, que al estar cerca uno del otro se obtiene un conjunto monumental que alude a la estructura formal de la famosa escultura la Victoria de Samotracia, en que se destacan las alas horizontales que surgen de un cuerpo vertical que dan la sensación de estar a punto de alzar vuelo.

Esta obra es valorada como un elemento monumental primero; por ser testimonio de un proceso histórico de formación de la estructura física de la ciudad, segunda; Constituir un punto de referencia urbana culturalmente significativo en la ciudad y por ultimo por ser un ejemplo destacado de la obra de artista de trayectoria.


Eduardo Ramírez Villamizar

Pamplona, Colombia 7 de Agosto de 1923 - Bogotá, 24 de Agosto de 2004

Gran exponente del arte contemporáneo, ganador del Salón Nacional de Artístas de Colombia.
Es el más notable escultor nacido en Colombia, estudió arquitectura y bellas artes en la Universidad Nacional. A mediados del siglo pasado vivió en Nueva York exponiendo en galerías y museos como el de Arte Moderno y Guggenheim, recibiendo comisiones monumentales de corporaciones privadas e instituciones públicas.
Uno de los protagonistas del constructivismo artístico, su abstracción conceptual basada en la anarquía intelectual, es perturbado de un modo histórico, por la abatida vida política del país. Se inició como pintor figurativo en el campo del expresionismo
desde 1950. Posteriormente realizó murales de un diseño purista considerando al vacío como verdad material.
Sus trabajos de escultura, empezaron alrededor de 1960
y con ello logró figuración en varios países de América. Se caracterizó sobre todo por su exigencia y tenacidad espiritual, características que le definieron como una persona enérgico pero tímida en lo personal. Sus trabajos constituyen un testimonio de asimilación y reacción al entorno que lo rodeaba. Durante la década de 1970, transformó el arte precolombino en obras geométricas propias del arte abstracto y minimalista.
Sus cenizas reposan en el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar de la ciudad de Pamplona.

Ramírez Villamizar nos ha dicho: “Toda la Geometría está en la Naturaleza…” y ahí se provoca la verdad dramática de cómo tanto escultor como escultura morimos, entre la oxidación del hierro y la vida misma. Hierro y vida son lo mismo: se oxidan y se consuman en el instante en que más nos humillamos.
Oscar Jairo González

La obra de Ramírez Villamizar responde positivamente al primer requerimiento. En cuanto al segundo, él mismo se ha calificado de "colombiano al revés", o sea, de espíritu ordenador por antagonismo al desorden peculiar de su medio: es decir, que funcionaría dialécticamente, en franca oposición con los datos reales. Respecto al tercer nivel, es indudable que la obra de Ramírez puede alinearse, sin desmedro alguno, junto a las mejores soluciones geométricas del mundo actual.
Marta Traba

La doble victoria alada
Esta obra es de gran interés por su ubicación para aquellas personas que ingresan a la ciudad por el aeropuerto el dorado, el modo mas formal de acercarse a esta es recorriendo el separador de esta principal avenida las personas que transitan, consideran este lugar un espacio artístico ya que no solo se encuentra esta obra, sino que también se pueden apreciar mas obras de reconocidos artistas de nuestro país. Lamentablemente muchos aseguran que se han descuidado están obras y que no suele ser tan agradable detallar la obra, porque algunos individuos abusan de esta y otras esculturas.

Esta obra llamo mi atención, por su gran tamaño, por estar ubicada en un sitio donde se pueden encontrar más obras que a mi manera llaman bastante la atención de los que solemos transitar por ahí. Y porque de cierta manera me pregunto que será de esta y las demás obras que se encuentran en este lugar dentro de dos años cuando empiecen la construcción del transmilenio, que pasara con este espacio que fue designado en para ubicar estas obras de gran escala e importancia para el arte en Colombia.
Zambrano menciona en su texto “DE LA ATENAS SURAMERICANA A LA BOGOTÁ MODERNA” la Atenas Suramericana queda como el mito del paraíso perdido, de la edad de oro desaparecida, cuando todo era mejor, y lo que nos muestra la historia urbana es todo lo contrario: la ciudad ha mejorado constantemente sus condiciones de vida y ha consolidado la construcción de una cultura ciudadana. Ante este fragmento del texto me genero una pregunta que aun no le encuentro respuesta: ¿hasta que punto la construcción y la modernización mejora las condiciones de vida cuando se es dejado a un lado el conocimiento que el arte y la cultura pueden llegar a brindar?

ESCULTURA GUSTAVO ROJAS PINILLA

ESCULTURA DE GUSTAVO ROJAS PINILLA

Av. Carrera 66 A (hoy Av. Carrera70), con Avenida calle 68
Material: bronce
90x50 aprox

Presentado por: W. Camilo Africano y Andrea Achiardi P.

Es un busto de carácter figurativo realizado por un autor anónimo, instalado en el Año de 1982 en homenaje al nombre original de la vía: AVENIDA GUSTAVO ROJAS PINILLA. Se encuentra sobre un pedestal en la intersección cercada con rejas la cual impide tener un acercamiento directo con la obra, pero que no ha podido impedir el deterioro por vandalismo y suciedad. Esta hecha de bronce, sobre un pedestal cubierto por cuatro láminas de mármol, en donde se tallaron en tres las siguientes inscripciones:
· “El pueblo a su caudillo General”
Gustavo Rojas Pinilla
Junio 13 – 1982











· La patria no puede vivir tranquila mientras haya hijos con hambre y desnudez
Gustavo Rojas Pinilla










· El partido nació conmigo pero no
desaparecerá con mi muerte.












Esta obra llamo nuestra atención inicialmente por que se ubica en el espacio que residimos habitualmente, se encuentra en una zona donde transitan diariamente muchas personas, en un sector comercial y que posee un alto flujo vehicular. Pero a pesar de todo esto la imagen pasa inadvertida, al trascurrir el tiempo se ha ido invisibilizando cada vez más debido al deterioro en que se encuentra.

La obra se podría catalogar como escultura agredida e ignorada ya que este espacio y sus alrededores se encuentran en un lamentable estado, también hay que considerar que el personaje que este representa ya no posee la misma importancia que tenía en anteriores generaciones. También de cierto modo ha servido durante varios años como referencia, ya que la vía donde se encuentra, adopto el nombre de Av. Rojas, la cual antes de su ubicación era “Av. La Constitución”.

Con la llegada a la alcaldía del nieto del General Rojas Pinilla se encuentra en tramite un proyecto que plantea hacer un rendido homenaje a la memoria del general, modificando la denominación de la Avenida de la Constitución por AVENIDA GENERAL GUSTAVO ROJAS PINILLA.
[1]

Les preguntamos a las personas que pasaban por el lugar y a vendedores del sector, que si identifican a la persona que se le hace el homenaje con la estatua y porque. Los de mayor edad respondieron de esta manera: la vía ha sido llamada Avenida Gustavo Rojas Pinilla, aunque popularmente se le conoce como “Avenida Rojas”. Todos coinciden en reconocer que la asignación del nombre obedeció a la exaltación del General Rojas Pinilla por su labor urbanística en favor del desarrollo de la ciudad con la construcción de importantes obras; hay quienes aseguran que la apertura de la vía se realizó por orden del General, razón por la cual llevaría su nombre. De igual manera nos dieron a conocer su disgusto por el deterioro y abandono en el que se encuentra, nos informaron del tipo de cosas que realizaba la gente dentro de este lugar desde que fue hurtada la reja, mencionaron cosas como que los indigentes y borrachos tomaban el lugar como baño publico o las personas que pasan lo tienen de basurero y que no falta el desadaptado social que daña o roba. Las personas de menor edad y vendedores en la gran mayoría de los casos ignoraban de quien se trataba o de porque “esa cosa” se encontraba ahí en medio del separador quitando espacio publico, que en realidad eso debería estar ubicado en un parque o plazoleta. Para nosotros fue un poco desagradable acercarnos a tomar las fotos por el mal olor que presenta el espacio.


En nuestra opinión personal la imagen de la escultura a través del tiempo se ha ido invisibilizando, debido al deterioro en el que se encuentra tanto la escultura como sus alrededores, vale la pena mencionar que el espacio en donde se localiza la obra, “calle en honor del abuelo del Alcalde”, está tomada por la anarquía, torres y cables de energía, basura, caos vehicular y problemas de espacio público son algunos de los líos que enfrenta la avenida Rojas. Bajo esta vista, el mensaje histórico del monumento no es "leído" o interpretado de una manera simple ni directa. Comúnmente los monumentos que se encuentran dentro del paisaje urbano donde existe afluencia contemporánea, sólo conservan una memoria histórica parcial, pues en el curso del crecimiento y la modernización de la ciudad se da importancia a otro tipo de espacios simbólicos.



[1] PROYECTO DE ACUERDO No. 338 DE 2008, CONCEJO DE BOGOTÁ DISTRITO CAPITAL